«Mi sueño es poder vivir de la música»

«La primera canción que compuse se la toqué a mi madre, y no la pude terminar porque me puse a llorar de la emoción»

Entrevistamos a Irene Santos, una joven que sueña con vivir de la música, y que nos habla de su primer single, y de su comienzo en el mundo de la música.

¿Quién es Irene Santos?

Irene Santos es una chica normal y corriente, que tiene 22 años y es de Madrid. Y su sueño es poder vivir de la música, y compartir su pasión y aportar esa luz que a mí me genera todo lo que hago a nivel musical.

¿Cómo definirías tu música?

Mi música es muy variada, versátil. Como artista soy muy versátil, no canto siempre un estilo de música. Me puedes poner cualquier estilo. Y mi música intenta transmitir buen rollo, positivismo, ilusión, y un mensaje empoderante que pueda llegar al corazón de la gente, porque sale directo del mío.

Además de ser cantante, eres compositora, ¿de dónde sacas la inspiración para componer?

La inspiración la sacó de cosas que me pasan, de momentos que han ocurrido en mi vida, de cómo me he sentido en ciertas situaciones, y también de las personas que me rodean.

¿Cuándo empezaste a cantar y cuándo empezaste a hacer tu música?

Empecé a cantar antes que a hablar. Empecé a cantar todo lo que mis padres me ponían: canciones de La Movida Madrileña, Mecano, La Oreja de Van Gogh. Y a componer comencé a los 16 años. Y me acuerdo de que la primera canción que compuse se la toqué a mi madre, y no la pude terminar porque me puse a llorar de la emoción. Mi madre no entendía nada, recuerdo perfectamente ese momento.

¿Qué canción fue?

Una canción que tengo publicada en mi canal de You Tube que se llama «Extremos».

¿Lloraste porque le estabas cantando una canción tuya a tu madre, por el contenido de la canción, o por ambas?

Por el contenido de la canción. Cuando yo canto mis canciones, me abro en canal. Porque cantar en tu cuarto es muy fácil, estás contigo mismo y no te importa enseñarte a ti mismo porque eres tú. Pero cuando le cantas una canción tuya a alguien te expones completamente, y esa canción para mí significaba tanto porque era la primera que la interpreté tanto en la piel que se me fue de las manos (risas).

En el mes de marzo has publicado tu single «Tequila con sal», ¿por qué ese nombre?

Porque el estribillo acaba así. No es porque me encante el tequila, ni tampoco tengo una fijación por México, no tiene nada que ver. Pero un día hablé con un chico que es compositor profesional me dijo que al final de cada estribillo tiene que haber una frase que sea clave, y es muy interesante que esa frase sea el título de la canción. Entonces una vez que yo termino la canción digo «¿cómo la llamo?» y me fijé en la última frase del estribillo y era «Tequila con sal». Y es una canción que escribí hace dos años. Se le escribí a alguien, y era animada, así que fue una de las primeras canciones felices que escribí. Porque cuando estás triste es muy fácil escribir, pero escribir canciones felices no es tan sencillo, y cuando la terminé se la enseñé a mis amigos y les gustó mucho, siempre me piden que se la cante. Y a la hora de realizar mi proyecto, «Tequila con sal» tenía que ser la primera canción que publicase en honor a la persona que se la escribí, y a mis amigos, y porque si no la incluían me iban a matar (risas).

Ahora vendrá un LP, ¿es posible eso?

Un LP, no lo sé. De momento viene un EP, un EP sí. Pero las canciones irán saliendo por singles. Y si ese EP va bien y me gusta el proyecto, igual lo amplío a un LP, o hago dos EP, no lo sé, no lo tengo muy claro. De momento hemos elegido unas canciones, las vamos a publicar en singles, que formarán un EP, pero no sé si lo ampliaremos a LP.

¿Cómo ha sido el proceso desde que empiezas a componer hasta que sacas tu primer single?

Yo empecé a componer y cuando ya tenía un número de canciones que me gustaban, quise hacer un EP en acústico. Lo grabé, lo publiqué, y me quedé muy contenta, pero no lo hice como algo profesional, no le di mucho bombo. Lo publiqué para yo escucharlo y para que mis amigas pudieran escucharlo. Y a partir de ahí, he seguido componiendo un montón de canciones, haciendo conciertos cada 2 años con banda, incluyendo canciones mías y versiones. Y cantando en micros abiertos en Madrid, participando en eventos. Cuando acabé la carrera el año pasado tenía dos opciones, seguir por el camino que se esperaba de mí, meterme en una consultora, ganar dinero, o dejar mis prácticas, y dejarlo. Era el momento donde menos tenía que perder, y dedicarme a lo que más me apasiona. Empecé a buscar gente que quisiera trabajar conmigo, ya que no todo lo podía hacer sola. Me busqué un productor, David Blasco, quiso trabajar conmigo, y nos pusimos manos a la obra, me hicieron los arreglos de las canciones, participando yo en el proceso y grabamos todas las canciones, decidimos cómo lo íbamos a hacer y en eso estamos.

Imagínate que viene alguien y te ofrece un disco, pero con canciones que no son tuyas, tú solo pondrías la voz y el nombre, ¿aceptarías?

Digo que no. Porque creo que cuando cantas tus canciones y expresas el mensaje que quieres mandar, cantas de una manera distinta a la que lo haces cuando interpretas versiones de otras canciones. Aunque llegue alguien y te de unas canciones, y ese disco sea un pelotazo, no se siente igual. No es lo mismo que escribir y hablar de lo que tú quieres porque creo que no transmites igual.

Has estado en dos festivales de ‘Quédate en casa’, ¿cómo es que te llamen y te digan «oye ven a un festival»?

Es muy guay, mola mucho. El formato directo de Instagram es un poco raro. Hay que acostumbrarse, porque es como dar un concierto, y te crees que la gente está interactuando, pero realmente estás sola en tu cuarto. Terminas una canción, y no hay aplausos, es un poco raro. Pero en el segundo festival, para mí fue mucho más natural y mucho mejor, pero es muy guay que te contacten porque eso implica que te valoran, y que les gusta lo que haces.

¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando en la música, o alguien que lo deje todo por un sueño?

Le diría que es muy valiente, que está haciendo lo correcto, pase lo que pase está haciendo lo correcto, que así no se va a quedar con el «¿y si…?», que para mí es lo más importante. Llegues a donde llegues, para mí el éxito es no quedarse con las ganas de intentarlo. Le daría mucho ánimo porque no es tan guay como parece en su cabeza, pero a la vez sí, es un arma de doble filo. Y también le diría que aproveche y que crea en sí mismo, porque si no cree él o ella nadie va a creer, y que muchísima suerte, que va a aprender y que se lo va a pasar genial, que está tardando.

Para ti la música supongo que tiene que ser importante, porque has dicho que dejaste las prácticas para apostar por la música, y que además no cantarías canciones de otros, sino que harías un disco con canciones tuyas, ¿para ti qué significa la música?

Es mi mejor forma de comunicarme. Igual que hay gente que utiliza la pintura, igual que hay gente que escribe, para mí la mejor forma es la música. La música es necesaria en el mundo, no hay nadie a quien no le guste la música, es capaz de mover montañas. No es comparable a ninguna otra cosa, y es un salvavidas y un refugio. ¡Qué cursi soy! (ríe)

Siguiente
EL HOYO

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
BLADE RUNNER (PARTE 2)