Entrevista a Daniel Sené

Ante el abismo y Tobashi Ago son sus publicaciones más recientes, novelas difíciles de clasificar.

 Con un estilo muy marcado, en donde encontramos una escritura regia, con sentimiento, y argumentos con mucho contenido psicológico, el escritor se perfila como una nueva promesa del realismo mágico con suspense, así como un explorador nato de la mente humana, sobre todo, de sus recovecos más ocultos.

Bienvenido, Daniel. 

Gracias, Manuel.

Háblame de todo ese contenido mental que hay en tus novelas. ¿A qué se debe?

Todas las historias se parecen a sus autores, algunas más y otras menos. De hecho, hay quien dice que toda narración, e incluso toda obra de arte, no es sino un fragmento de la autobiografía de su creador.

En mi caso eso es cierto, pero no en el sentido de la anécdota, de la vivencia directa o recordada. Cada una de las historias ambientadas en La Ciudad parte de algún aspecto de mi pensamiento, de la interpretación psicológica de algún suceso vivido, presenciado, o de la configuración de ciertos elementos que mi imaginación ha convertido en relato.

A veces cobran vida bajo la forma de una sensación, la cual se convierte luego en la pregunta: « ¿Qué pasaría si alguien…?», seguida de cerca por una situación que descubro que podría provocar tal o cual estado. Después queda pensar en ello, seguir preguntando hasta definir de dónde viene esa sensación, qué personaje está detrás de ella, qué clase de vida y en qué momento de la historia de este lugar transcurren sus días.

Lo cierto es que La Ciudad surgió como una válvula de escape, una herramienta para reencontrarme con cuestiones no solucionadas de mi pasado o para digerir con mayor facilidad algunos retos del presente. Toda ella se desarrolla como una fuente de energía, la cual tiene la habilidad de mutar para sobrevivir y se transforma en aquello que sea necesario con tal de crecer, pero siempre dentro de los límites de mi mente.

Eso llegué a pensar yo en algún momento, pero después tuve la percepción de que el estado mental es solo la manera de conectar con ella, con ese mundo alternativo, que se ve filtrado por mis propios pensamientos.

Esa sería entonces la respuesta, pues lo mental es la materia de la que La Ciudad y todos sus relatos están construidos.

¿Cómo crees que se expresa ese contenido mental en el ser humano? ¿A través de sueños, por ejemplo? Los sueños al parecer son un aspecto importante de tus obras.

El contenido mental se expresa, sin duda, a través de los sueños, pero también a través de ese discurso interno que no cesa, aunque no seamos conscientes de ello. Sin embargo, es en los sueños que ese discurso alcanza su estado de mayor libertad, o mediante largas meditaciones, ya sean del tipo analítica o trascendental.

Podría decir, incluso, que estos tipos de contenido mental pueden llegar a cruzar sus propias fronteras y mezclarse entre sí, en un estado en el que a veces se produce una especie de lucidez, de adormecimiento de las funciones cognitivas, pero al mismo tiempo de un claro despertar del subconsciente. Yo diría que es allí donde las mentes de mis personajes y mi propia mente se encuentran, donde se produce ese instante en el que puedo «leer» sus pensamientos y acceder a algunas de sus imágenes vitales.

Es en ese sitio fuera del tiempo y el espacio, en medio de ese ambiente onírico que se establece la comunicación. Quizás por eso sean importantes los sueños en mis historias, porque en cierta medida las existencias de los personajes podrían no ser otra cosa que un sueño, suyo, mío o de La Ciudad. 

 Tienes cierta influencia de la teoría de Jung…

Desde cierto punto de vista, me parece que sí. Yo creo que la búsqueda del conocimiento profundo de uno mismo es la forma de encontrar la liberación de la mente y también creo que muchas veces nos limitan las reglas o la interpretación de lo que podríamos llamar el ambiente o medio cultural en el que nacemos, crecemos y nos desenvolvemos.

En mi caso, el acercamiento a mis propios conflictos a través de imágenes narrativas, situaciones y personajes, me permite entender mi posición ante esas reglas universales que Jung definió como el inconsciente colectivo. La creación de mis propios mitos, de mi propio espacio cultural, con sus reglas y sus arquetipos, sirve como herramienta para hallar esos puntos comunes, esos comportamientos disgregados a todo lo largo y ancho de La Ciudad donde poco a poco voy descubriéndome a mí mismo.

En tu novela Ante el abismo, la historia se abre con un episodio bastante impactante: un padre saliendo de la habitación de su hija con no muy buenas intenciones. La realidad podría ser muy cruda, pero tú nos haces dudar: ¿Estará el padre poseído por el espíritu de un demonio? ¿Por qué empiezas así?

Ante el abismo es una historia de descubrimiento, de apariencias, silencios y dolores guardados, ocultos detrás de máscaras y responsabilidades. Sylvia, la protagonista, debe desentrañar ese misterio inicial y luego su propio sitio en la dinámica que termina por lanzarla al mundo del arte y específicamente del ballet.

La ambigüedad de esa situación inicial se debe, en gran medida, a que esa es la forma en la que Sylvia logra lidiar con las interrogantes que la remuerden por dentro y que no es capaz de poner en palabras debido al silencio algo brutal que guardan las personas a su alrededor. Ese no saber y la duda marcan en primer lugar el ritmo de la novela, la cual transcurrirá entre esas preguntas silenciadas y respuestas a medias, además de anunciar la situación de menosprecio y subvaloración que viven las mujeres en ese momento en La Ciudad.

La impotencia ante el lugar que la sociedad las obliga a asumir va a ser uno de los temas fundamentales de la novela, por ello la historia comienza con la sospecha de una de las máximas expresiones de abuso a las que puede enfrentarse una mujer, observada desde el punto de vista de una adolescente que descubre al mismo tiempo el cambio total de su existencia y la posición que el mundo guarda para ella, a menos que se disponga a enfrentarla con todas sus fuerzas.

En realidad, ambos son el trasfondo de la vida de Sylvia y a la vez los protagonistas de la trama junto a ella. Tanto el ballet como el drama familiar se retroalimentan y se influyen mutuamente, pues el uno no podría desarrollarse sin el otro dentro de la novela.

Ante el abismo es también puro ballet, y yo me pregunto… ¿El misterio de la familia de Sylvia, que pone la nota de suspense, es un acompañamiento a la historia de ballet o la historia de ballet es el artista invitado complementario? ¿Qué da forma a qué? 

La vida de las personas discurre muchas veces en medio de la relación establecida entre su situación familiar y la profesional. El equilibrio entre esas áreas, o la falta total de este, define a la persona y su comportamiento ante la sociedad, e incluso ante la imagen que tienen de sí mismos en la intimidad.

En el caso de Sylvia, el conflicto familiar establece las bases de fortaleza espiritual, que más tarde le permitirán tomar decisiones difíciles, con una objetividad quizás un tanto fría, al enfrentarse a situaciones críticas. Ambos asuntos son vitales en su desarrollo, pues aun cuando el ballet parece dominar la narración, en todo momento el conflicto familiar hace acto de presencia en el comportamiento y la manera de reaccionar de la protagonista, le sirve de guía, sostén y motivación en el difícil sendero de la danza profesional. 

En Tobashi Ago tratas un tema más genealógico… Raíces familiares ocultas… Pasado… Háblame sobre esto.

Tobashi Ago es otro tipo de exploración, una que no solo rebusca dentro de mi cabeza, sino también en mis genes. Hoy en día el inmenso mestizaje étnico y cultural nos hace preguntarnos quiénes somos con más fuerza, e incluso encargar exámenes genéticos que nos hablen y develen nuestro orígenes.

La necesidad de saber, de fijar la ruta futura, nos obliga a mirar el pasado, sobre todo en una época en la que las migraciones y los viajes aéreos han aproximado hasta a los países más distantes. Tobashi Ago juega con la posibilidad de que un acercamiento profundo de este tipo desde el reencuentro con un abuelo desconocido, el descubrimiento de leyendas familiares y el viaje a la tierra de los ancestros para conocer a una persona, en este caso convertida en una especie de símbolo, con la capacidad de ayudarnos a cumplir nuestro destino.

Las obras de Daniel Sené están disponibles en las principales plataformas de venta online, como Amazon, y Ante el abismo, también se puede adquirir en la editorial Universo de letras.

No puedo dejar de pensar que, de alguna manera, en Tobashi Ago al indagar las raíces de alguien, también indagas un poco en las raíces de todos. ¿Pensaste en tus propias raíces al escribir esta obra? 

Mi familia se compone de un gran abanico de razas y procedencias geográficas, pero con una parte de ella he tenido desde siempre una relación más cercana, pues se trata de mis parientes maternos con los que crecí. En cambio, la familia de mi padre fue un misterio durante mucho tiempo y no es hasta hace poco que he logrado establecer una relación con ellos.

Por eso me resultó muy revelador el hecho de saber que había una cierta justificación hereditaria en la forma de mis ojos. Descubrir que entre mis antepasados hubo una mujer que viajó desde el continente asiático para trabajar sin paga, casi en un estado de esclavitud debido a la pobreza de su familia, me impresionó bastante, y al mismo tiempo explicó mi interés por la cultura de ese continente.

De esa curiosidad parte la idea original de esta novela, donde el protagonista descubre una especie de sociedad apartada del resto de La Ciudad, compuesta por emigrantes que tratan de aferrarse a sus tradiciones, en la que espera poder encontrar respuestas.

Tenemos demonios, ballet, asuntos familiares… ¿Qué habrá en la próxima novela que saldrá publicada en mayo de 2020: Viaje a Naanca?

En Viaje a Naanca podrán encontrar la idea de esclavitud y búsqueda de libertad, tal vez llevada a su extremo. La sensación de encierro, de encontrarse atrapado y sin vía de escape es definitivamente terrible, sobre todo si se tienen pocos años. Esa es la situación del protagonista de esta novela, quien ha crecido en un campo furtivo de esclavos infantiles.

La evolución de su mente en cuanto a esta situación y el conflicto producido por la intención de su hermano gemelo, quien no ha sido atrapado por los esclavistas, serán las cuerdas que tirarán de él hacia la aceptación o la lucha liberadora que lo hará enfrentarse al estado de abuso en el que viven sus compañeros de encierro.

¿Nos puedes hablar de algún otro proyecto que aún no tenga fecha de publicación?

Mis proyectos inéditos se componen de narraciones que transcurren en diversos momentos de la historia de La Ciudad. Sus argumentos recorren varios temas como: el descubrimiento del protagonista acerca de su condición de personaje dentro de una novela; la fundación de La Ciudad; la investigación y obsesión de un crítico con secretos ocultos detrás del ballet El lago de los cisnes; la historia de un héroe/traidor de la Gran Guerra de liberación de La Ciudad, entre otros.

Todas ellas se ven unificadas por el cuestionamiento de la realidad y cómo esta puede verse afectada por sucesos que escapan de lo cotidiano y de lo establecido hasta el punto de poner en tela de juicio el origen y la existencia de La Ciudad misma. Son visiones personales de un fenómeno que ocurre en todo el universo citadino, las cuales en ocasiones exploran diversas aristas de fenómenos específicos y conforman una especie de novela coral, un tapiz tejido entre todas ellas.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
«Palo Y Astilla», el nuevo proyecto de Atresplayer PREMIUM