Reseña: El chico que salvó la Navidad, de Matt Haig

«El chico que salvó la Navidad» es una historia mágica, para soñar, para creer en lo imposible y, nunca mejor dicho, en los cuentos de hadas.

Una fabula que nos habla de que no hay imposibles y que la mala suerte puede dar un giro y cambiar nuestra vida. Un libro que tenía muchas ganas de leer y lo he disfrutado mucho.

«El chico que salvó la Navidad» nos cuenta la historia del origen de Papá Noél (Santa Claus, San Nicolás) de forma exquisita, en un tono casi romántico.

Nikolas es un niño filandés de once años que vive junto a su padre en una humilde cabaña de madera. Por amigos, Nikolas cuenta con Miika, un ratón de lo más gracioso y un muñeco que su madre le hizo, un muñeco de nabo. Su vida no es que sea un cuento de hadas. Son pobres, su madre falleció y en Navidad nunca recibe regalos, pero eso no le impide ser un niño de lo más feliz.

Su vida da un giro inesperado cuando su padre se embarca en una misión para el rey y él queda a cargo de su tía Carlota, una mujer despiadada. Nikolas, cansado de la situación, emprende su propio viaje hacia el Norte, en busca de su padre, junto a Miika. Será en ese viaje donde descubra cosas inimaginables para él, vivirá aventuras, desventuras, peligros, descubrirá criaturas mágicas y podrá sentir en su piel el verdadero espíritu navideño.

Reseña:

Lo primero que tenemos es una edición muy, muy cuidada y preciosa. Me hice con la edición en inglés porque era mucho más barata y, además, en un box tenía la primera y segunda parte por solo 15€, lo que cuesta en España solo el primer tomo. La caja es una delicia, como podéis ver en la imagen. En cuanto a la edición, la tapa es dura y de color rojo con letras doradas. La sobrecubierta me tiene enamorado. Y es que, además, ¡lleva purpurina imitando el efecto de la nieve! Ya dentro nos encontramos con que las guardas vienen ilustradas y el libro al completo, también. Las ilustraciones son de Chris Mould y son un encanto. Me recuerda un poco a los mundos de Tim Burton, como «La novia cadáver» o «Pesadilla antes de Navidad», pero el tipo de dibujo va mucho con la historia. Simplemente, ¡me encanta!

El libro se divide en treinta y dos capítulos cortitos, no enumerados. El tamaño de la letra es el adecuado para una lectura perfecta y, como he dicho antes, todos los capítulos vienen ilustrados, ya sea por ilustraciones a dos páginas o pequeños dibujitos.

La pluma del autor es bastante sencilla, lo que permite una lectura rápida. El lenguaje es perfecto para la comprensión de los niños. Los párrafos no suelen ser muy extensos y predominan bastante los diálogos por lo que acabarás el libro sin darte cuenta, aunque al final tendrás la sensación de que te falta algo, de que algo se te ha ido, aunque eso se soluciona leyendo la segunda parte, «La chica que salvó la Navidad».

En cuanto a los personajes, no tengo mucho que decir. Todos están muy estructurados y no queda nada en el aire. Los conocemos a la perfección, incluso el autor te permite que imágenes más de ellos y vayas más allá de lo que él ha escrito, lo que se agradece.

Puntos fuertes:

Todo. Desde el exterior hasta el interior. Todavía estoy enamorado con la historia tan maravillosa y su edición. Aun así, si tuviera que resaltar algo, sería la magia que el autor consigue transmitir, permitiéndote soñar y desear que sea Navidad para embriagarte de ese espíritu que en estos tiempos ya no se vive como antes.

Puntos negativos:

  • Aquí poco puedo decir, o no decir nada.

Valoración:

5/5

«El chico que salvó la Navidad» es una historia mágica, para soñar, para creer en lo imposible y, nunca mejor dicho, en los cuentos de hadas. Porque si hay algo que se desea, hay que luchar por ello hasta hacerlo realidad. Porque los imposibles, lo hacemos nosotros. Una historia perfecta, tierna y emotiva tanto para pequeños como para mayores.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
Mundial Femenino 2027