¿Lenguaje a la medida del varón?

Existen numerosos datos que evidencian un cierto grado de sexismo en el lenguaje. Uno de los más evidentes es el uso de las palabras aplicadas a la mujer que contienen arraigadas connotaciones negativas o peyorativas, y que, sus símiles masculinos no las tienen, por ejemplo: solterón y solterona o zorro y zorra.

La no reciprocidad entre hombres y mujeres en la forma de dirigirse al interlocutor es también un rasgo de muchas sociedades. Tanto es así que, por ejemplo, las mujeres javanesas hacen un mayor uso de niveles respetuosos al hablar para dirigirse a sus maridos que al contrario. Además, en algunas escuelas de Italia, por poner en paradigma al mundo occidental, las profesoras eran llamadas con frecuencia signora o signorina, mientras que no ocurría lo mismo con sus compañeros varones. En otra escuela un director se dirigía a las mujeres con los calificativos de antes junto al apellido, mientras que a los hombres los llamaría por su nombre de pila. Para rematar, los profesores podían llamarlo a él por su nombre mientras que las mujeres debían llamarlo por director.

Es por esto que podemos sacar en conclusión que existe una mayor decantación por llamar a las mujeres a través de su nombre de pila y de tutearlas (en las lenguas en las que sea posible) y a los varones, por otro lado, llamarlos por sus apellidos. En adición, encontramos el caso de los médicos que interrumpen más a las que a los pacientes, y cuando el médico es mujer, los pacientes interrumpen más que cuando es un hombre, como si el género determinara la capacidad profesional de una persona.

Foto de fotografierende en Pexels

En inglés, el artículo y otras palabras similares no son discriminadas por el género como sí pasaría en el caso del español o el alemán. En estas lenguas el género es una categoría gramatical, pero, el que un nombre sea femenino, no garantiza que a lo que se refiere sea hembra por lo que no impide que un nombre femenino sea masculino en otra. Esta distinción entre género gramatical y natural tiene sus problemas, pues el género gramatical sufre influencias de la realidad y repercute en ello. Es por ello que debemos tener cuidado en no establecer correspondencias entre las categorías mentales y las gramaticales. Y, a pesar de que a día de hoy el lenguaje no discrimine de forma intencionada a la mujer, sí es cierto que ha sido diseñado así de forma, se podría decir, inconsciente. Es por ello que, algunas voces feministas ponen en manifiesto que, mientras las mujeres utilicen un lenguaje donde en su creación ellas no participaron, no lograrán una plena liberación. Y es que, en la historia de las lenguas, las mujeres solo han cumplido el papel de transmitir el idioma a los descendientes, de ahí que hablemos de “lenguas maternas”, pues son ellas quienes las enseñan. Por ello, proponen cambios en la lengua, algunos más radicales y otros más suaves. Sin embargo, cabe aclarar que cada idioma debe aplicar sus cambios pertinentes y acomodarse a sus necesidades, de forma paulatina y natural, como el caso del alemán, que feministas han designado términos neutros para discriminar ambos géneros.

En conclusión, el lenguaje ha sido siempre un mecanismo utilizado por el varón para dominar. Tanto es así que sus huellas han sido grabadas en los ejemplos expuestos anteriormente. Es por ello que se necesita un cambio, un retoque, un golpe de aire fresco. Y nos toca a nosotros, las nuevas generaciones de filólogos y de personas corrientes de todos los ámbitos, cambiar, de una forma coherente y sin ser agresivo con el propio idioma, las connotaciones misóginas que se han ido acumulando a lo largo de la historia de la humanidad, y no solo en el español, si no en todas las demás lenguas.

Y, para terminar, os dejo una cita de una conocida lingüista, como es Suzanne Romaine, para reflexionar: “Las lenguas han sido hechas por y para los hombres”.

¿Vosotros qué opináis? ¿Estáis de acuerdo con ella? ¿Pensáis que el lenguaje es sexista?

Siguiente
Falling

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
Under the skin