DeportesJuegos Olímpicos Tokyo 2020

Bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya aterrizará en Polonia

La velocista, especialista en la categoría 100 metros, emitió unas declaraciones que no calaron bien en la nación dirigida por Aleksander Lukashenko.

Cada cuatro años los Juegos Olímpicos suelen regalar a sus espectadores un sinfín de momentos mágicos y memorables. Varias páginas doradas en la historia del deporte se escribieron en algunas de las más de 29 ediciones que se celebraron de este certámen. Lamentablemente, en los Juegos Olímpicos no todas son historias épicas de hazañas heroicas. Hay algunos episodios anexados en la lista negra. Tal es el caso de la atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya, corredora de los 100 metros femeninos en atletismo de Tokyo 2020.

Krystsina Tsimanouskaya alzó la voz

La atleta nacida en Klimavichy, empezó su andar en estos Juegos Olímpicos sin mayores inconvenientes. Disputó la sexta eliminatoria en los 100 metros y quedó en la cuarta posición, sin opciones de trascender a la siguiente ronda. Más allá de eso y del trago amargo que supone la derrota, no pensó que su verdadero calvario sería el que estaba por venir…

La bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya realizando una braseada.
Krystsina Tsimanouskaya en medio de una competenia. Cortesía de: France 24

Tsimanouskaya, de 24 años de edad, dió unas declaraciones el sábado 31 de julio por medio de su perfil de Instagram, allí se quejó por una medida adoptada por el Comité Olímpico Nacional de la República de Bielorrusia. Aquí es donde surge la interrogante ¿Qué medida fue esa y por qué causó disgusto en la atleta?

La velocista expresó su desazón con respecto a que algunos funcionarios del COB se “confundieron” en el proceso de papeleo y terminaron inscribiéndola en la prueba de relevos en la categoría de los 100 metros, esto debido a que sus compañeras aún no habían completado los controles antidopaje. Prácticamente, estaban obligándola a participar en una carrera para la cual ella nunca había entrenado.

Bielorrusia, su país de origen, presidido por Aleksander Lukashenko, está catalogado como una nación sumergida en un régimen dictatorial. Partiendo de esa premisa se intuía que, ante las declaraciones de Tsimanouskaya, alguna respuesta contundente iba a haber por parte de Lukashenko y compañía.

Efectivamente, la disidencia se tomó como una ofensa hacia Bielorrusia. Sin querer, la bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya entró por un sendero espinoso, marcado por una serie de acciones que, a la postre, ejecutó el Comité Olímpico Bielorruso hacia su persona.

Represalias a la bielorrusa

El domingo comenzó con una temprana visita a la Villa Olímpica por parte de funcionarios del COB. Estos personajes llegaron, le dieron la orden a la bielorrusa de empacar sus maletas y la trasladaron al aeropuerto de Haneda, acompañada por sus dos representantes.

El Comité Olímpico de Bielorrusia, comandado por Viktor Lukashenko, buscaba justificar todo lo sucedido por medio de un comunicado. Allí se reflejó que a Tsimanouskaya la apartaron de todas las competiciones por «decisión de los médicos» quienes determinaron que no se veía en buen estado «emocional y psicológico». La velocista afirmó que jamás se le practicó algún examen.

Suponiendo todo lo que podía ocurrir si viajaba de nuevo a Bielorrusia, Tsimanouskaya, tomó la decisión de no abordar el vuelo. Aprovechó la oportunidad para solicitar protección por parte de las autoridades del aeropuerto de Haneda. Gracias a esto, se evitó lo que según la atleta era una deportación forzada.

Krystsina Tsimanouskaya conversa con oficiales de policía. Cortesía de: El Español

El ajetreado día de la bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya terminó al salir de la comisaría y trasladarse a un sitio seguro que no fue revelado. Al menos así lo informó el medio japonés @SportsHochi.

Desde que la bielorrusa emitió su declaración, está siendo víctima de una campaña de acoso por parte de los medios de comunicación adeptos al régimen. «Eres una vergüenza para tu nación», es apenas uno de los muchos improperios dirigidos hacia ella.

Tsimanouskaya sabe que, al menos en tiempo, no podrá volver a Bielorrusia. Admite no tener miedo de que la saquen de la selección nacional. Según declaraciones emitidas al medio @goalsby: su mayor temor es el encarcelamiento. Funcionarios le comentaron que la orden de deshacerse de ella venía de un alto mando.

Asilo en Polonia, una opción viable para la bielorrusa

La velocista no tuvo más opción que sondear posibles países que pudieran darle asilo. En esta faena rápidamente tuvo el apoyo del Comité Olímpico Internacional, además de los partidos políticos de oposición en Japón y la Fundación Bielorrusa de Solidaridad Deportiva, que es una organización encargada de tender la mano a los deportistas que fueron encarcelados o sufren las represalias del régimen de Lukashenko.

Krystsina Tsimanouskaya se traslada con un bolso. Cortesía de:El Correo

Polonia y República Checa fueron los primeros países en ofrecer asilo. Finalmente, Polonia será quien acoja a la bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya. Esta ya se encuentra en la embajada de esa nación ubicada en Tokio y ya se le otorgó la visa humanitaria. El ministro polaco de asuntos exteriores , Marcin Przydacz, afirmó que: «Polonia hará lo que sea necesario para ayudarla a continuar su carrera deportiva«.

Es importante resaltar que el esposo de la atleta, Arseni Zhdanevich, ha logrado escapar junto a su hijo hacia Ucrania, para evitar posibles represalias contra ellos. Acción que no descartan hacer otros familiares suyos en su natal Bielorrusia para evitar represalias en su contra.

Bielorrusia encaminada a una nueva sanción

El incidente con la bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya, es una situación más en la larga lista de incidentes internacionales para Bielorrusia. País cada vez más sancionado y aislado del espectro deportivo. Por el momento, se baraja la posibilidad de que el COI sancione a los cuatros funcionarios del COB que amenazaron a la velocista. Se pide la descalificación inmediata de esta comitiva en los presentes Juegos Olímpicos.

Los próximos días serán claves para saber cual es la resolución de este caso. Cuando finalicen las investigaciones del COI, será que se sepa el alcance de las sanciones a aplicar a los responsables de este hecho bochornoso y repudiable.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Muy buena información, es importante saber los motivos por los cuales cada quien hace las cosas antes de juzgar, ojalá la Bielorrusa, pueda salir bien de todo esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba