CulturaLa Playlist de JavierMúsica

Canciones Que Marcan Tu Vida

Hay canciones que definen la banda sonora de nuestras vidas, y escucharlas nos transportan a épocas pasadas.

Es curioso pensar sobre la banda sonora de nuestra vida. Crecemos y vivimos rodeados de música, de muy diversos estilos y atmósferas. Todos escuchamos música, es una de las pocas verdades universales que aplican a cualquier persona, y según crecemos, maduramos y nuestra vida da vueltas, nuestros gustos musicales van cambiando.

Y es por eso que cuando escuchamos un determinado tema, nos transporta a otro tiempo, y nos devuelve a los días en que escuchábamos esa canción, permitiéndonos revivir aquellos momentos, saborear los recuerdos y ponernos nostálgicos un rato.

Imagen Extraída de Hipertextual

El otro día, por ejemplo, sonó en la radio “Just The Way You Are”, de Bruno Mars, e inmediatamente recordé la escena the “Glee” (mi serie favorita cuando tenía 12 años) en que cantaban esa canción, en la boda entre los padres de Kurt y Finn (Temporada 2, Episodio 8: Furt). Y, por supuesto, no pude resistirme a revisitar aquel episodio. Soy consciente de que no es una serie especialmente buena, y ahora que tengo 20 años siento bastante vergüenza ajena en algunos momentos de la serie, pero es una entrega muy especial para mí, por lo feliz que me hizo en su día y lo mucho que la disfruté. Y por eso, cuando me dispuse a verla se me puso la piel de gallina y estuve a punto de romper a llorar a mitad de episodio, porque está cargada de recuerdos y emoción. Verla me transportó inmediatamente a aquellos meses en los que la veía pirateada tumbado en mi cama, cuando los 40 minutos de episodio me ofrecían un refugio de todas las cosas malas de mi vida y, por una hora, podía ser feliz.

Y esto me pasa con muchas otras cosas. Cuando escucho las canciones de Vessel y BlurryFace de Twenty One Pilots, me transporto a mis 14 años, donde las cantaba con mis amigos en una “disco light” de música alternativa y era feliz. Con Lori Meyers recuerdo la época en la que conocí a mi maravillosa pareja, con la que aún tengo la suerte de compartir mi vida, y Vetusta Morla me hace llorar y sonreír al mismo tiempo rememorando a mis mejores amigos de toda la vida, con los que he compartido tantos recuerdos, risas y lágrimas.

Y eso es lo bonito de la música, su capacidad de marcar nuestras vidas hasta tal punto que con tan solo 30 segundos de canción recuperes un baúl lleno de recuerdos. La música nos transporta, nos llena de alegría, tristeza, nostalgia… Y nos hace sentir vivos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba