Feminismo

¿Cómo surgió el feminismo en occidente?

La primera ola dio comienzo a este gran movimiento mundial

Los primeros atisbos del feminismo surgieron en el siglo 18 y, a partir de ahí, el movimiento se fue consolidando, hasta dividirse en cuatro olas. Cada una adaptada a una época y a unas necesidades determinadas. El motivo de su nacimiento es la Revolución Francesa, ya que, no cumplió las promesas que hizo a las mujeres. Debido a que, los nuevos derechos adquiridos se destinaron únicamente a los hombres. Ese fue el momento clave en el que las mujeres comenzaron luchar por sus derechos y a reclamar el voto. Por tanto, el feminismo y sufragismo florecieron paralelamente.

Asimismo, a este hecho hay que sumarle la influencia de las grandes referentes de la época como Olympes de Gouge y Mary Wollstonecraf (escritora de “Vindicación de los derechos de la mujer”). Ambos fueron los principales antecedentes para el comienzo oficial del feminismo en el siglo XIX. Esta primera ola se ubica en la industrialización, cuando las mujeres comenzaron a trabajar en las fábricas pero con peores condiciones que los hombres. Las sufragistas exigían el derecho a voto y propiedad y Karl Marx y Engels mostraban su apoyo en sus manifiestos.

Los avances del sufragismo

Flora Tristán, una de las grandes figuras del feminismo sudaméricano, vinculó las reivindicaciones de la mujer con las luchas obreras en su libro La Unión Obrera. “La mujer es la proletaria del proletariado […] hasta el más oprimido de los hombres quiere oprimir a otro ser: su mujer”. En 1903 se creó la Women’s Social and Political Union dirigida por Emmiline Pankhurst. Sin embargo en 1913 se ilegalizó por organizar actos de sabotaje y manifestaciones violentas. Así pues, la primera guerra mundial produjo un vuelco de la situación. El gobierno británico declaró la amnistía para las sufragistas y les encomendó la organización del reclutamiento de mujeres para sustituir la mano de obra masculina en la producción durante la guerra. Finalizada ésta, se concedió el voto a las mujeres en gran parte de Europa.

Flora Tristán: la pionera del feminismo del 99%
Flora Tristán, pionera del feminismo sudamericano

A partir de ese momento fue cuando se vislumbraron las desigualdades entre Oriente y Occidente, también en los derechos de las mujeres. Mientras que en Europa y Estados Unidos ya se había conseguido el sufragio femenino, dando paso a la segunda ola feminista, en la mayoría de Sudamérica y África todavía se estaba luchando para que las mujeres pudiesen votar.

Quizás este hecho histórico parezca lejano. Pero a diferencia de Nueva Zelanda, primer país en legalizar el sufragio femenino en 1893, todavía existen países como Arabia Saudita donde las mujeres encuentran trabas para votar. Pues aunque este derecho se adquirió tardíamente en 2011, está limitado porque las mujeres no suelen poseer los documentos necesarios para inscribirse y deben de estar tuteladas por un hombre.

Andrea Navarro

"Ser periodista es vivir la historia con un boleto en primera fila".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba