FOLLOW US ON SOCIAL

Publicado el

26
marzo
2021

¿Es la literatura el reino de la ambigüedad?

     Desde los orígenes de la escritura y su posterior evolución hemos sido testigos de hitos literarios como el afamado Quijote de Cervantes o El Capital de Karl Marx. En ellos podemos encontrar visiones distintas del propio ser humano a consecuencia de su propia naturaleza.

        Últimamente las recientes generaciones rehúsan del hábito literario al catalogarlo como “desfasado”. Hecho que se puede ver en los datos arrojados por el Barómetro de Hábitos de Lectura en 2019, que muestra como el 31,3% de los españoles no lee nunca o casi nunca. Esto, que a simple vista parece algo banal y sin importancia, puede acarrear problemas como la habilidad a la hora de expresarse, el razonamiento crítico o incluso la empatía. Sí, empatizar con los personajes nos ayuda a mejorar nuestra inteligencia emocional, pero, eso sí, leer no te hará con seguridad una mejor persona, si no, todos los criminales serían obligados a leer, ¿no?

        Ahora bien, ¿qué entendemos por literatura? Según la RAE es “El arte que emplea como medio de expresión una lengua.” Pero también podemos entenderla como “el arte escrito del ser humano” porque claramente su locomotora es este. En la literatura el escritor utiliza todo tipo de mecanismos que impliquen la evasión del mundo terrenal hacia lo deseado. Intenta que el lector sea cómplice de los deseos inmortales de los hombres. De ahí nacieron géneros literarios como la fantasía o la ficción, porque en ellos el humano podría sentirse parte de una realidad que añora, o quizás imagina en lo que es la Tierra.

        Y es que, quien no se ha sentido como en las nubes leyendo un libro que acaba con tu existencia cuando lo terminas, o la congoja al leer cómo un personaje al que le tenías cariño es asesinado, la emoción de la descripción de una escena enérgica, la famosa lírica de Miguel Hernández que te evade a lo onírico, la prosa cervantina o los versos de Góngora que te llegan al ser.

        La literatura es ambigua porque el ser humano lo es, esto es lo que la hace especial y única. Es el fruto de las inquietudes del hombre que necesitan ser contadas. Es el reino donde las realidades se distorsionan porque, como dijo Juan Carlos Onetti:

“La literatura es mentir bien la verdad”

Foto de Wendy van Zyl en Pexels

UsuarioComentario

Valiosas ideas de los Usuarios
0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *