LockoutTalks

“La resiliencia de nuestra profesión siempre está presente, pero cada vez nos lo ponen más difícil»

“El teatro es poesía que se sale del libro para hacerse humana”, dijo Federico García Lorca. De esta manera arrancaba la tercera parada en el ciclo de conversaciones  de Lockout Talks, con el fin de abordar al gremio cultural del Teatro, con 8.648 espectadores en vivo y 1.863 visitas en la repetición.

Nuestro director, Borja Santamaría moderó el espacio, contando con la honrada presencia de la actriz, guionista, directora y representante de la compañía de teatro “Jamming”, Paula Galimberti, el director y actor Manuel Maestro, la  actriz y productora ejecutiva de “Principiantes”, Mónica Regueiro, la actriz Alba Maquieira y el actor Juanjo Aguilera.

“HA SIDO UNA LIBERACIÓN Y UNA FORMA DE RELAJACIÓN”

Para Juanjo Aguilera la interpretación en el teatro ha sido una liberación y una forma de relajarse evadiendo del mundo real. Comenzó con la interpretación en cine y tv, pero por ser una persona muy activa y por la energía que este tiene, decido meterse en teatro en el que se divierte muchísimo, se libera y explota. El cine, en cambio, es más comedido.

“LA SUERTE DE VIVIR DE LO QUE ME GUSTA Y LO QUE ME HA GUSTADO SIEMPRE”

Paula Galimberti, estudió psicología, pero desde pequeña siempre quiso ser actriz y lo consiguió, dedicándose así a lo que realmente quería y le gusta, aunque estando dentro haga ciertas cosas que le simpaticen menos. A parte, tiene el privilegio de poder disfrutar, compartir y enseñar el arte teatral con mucha gente, por ser maestra.

“LIBERTAD ABSOLUTA PARA EXPRESARME DICIENDO LO QUE QUIERO Y CUANDO QUIERO”

Alba Maquieira comenzó a los 12 años, era una manera en la que se encontraba libre y podía hacer lo que quería, “solamente me tengo que estudiar el guion”. Con las malas rachas le ha tocado realizar otras cosas para poder comer pero siempre ilusionada con el teatro, es su prioridad porque le implica libertad.

“UNA CATARSIS QUE me PERMITE DEDICARME A LO QUE ME GUSTA Y APASIONA”

Mónica Regueiro ha utilizado el teatro como una terapia, en la que en vez de pagar, cobra por hacer lo que hace, lo que significa una doble suerte. Para ella es un regalo porque puede vivir de lo que le gusta, aunque reconoce que a veces no se le da la importancia que tiene, mientras que otras personas tienen que ir a un trabajo sin gustarle, sin estimulación, ni buen sueldo, a ella por el contrario le apasiona su método de vida.

“ES COMO ESE TEMPLO EN DONDE EL ACTOR SE REENCUENTRA CON SUS IMPULSOS VOCACIONALES”

Manuel Maestro siente que el teatro es como volver a la esencia y origen de todo, porque el primer contacto con la interpretación se hace en el colegio, es ese espacio en donde el actor se reencuentra y se entrega absolutamente al personaje y texto, al acto en si sobre el escenario, (actores y público). “Las cosas cuando están enfocadas, suceden” por tal motivo se dedicó al mundo de la interpretación y a las artes escénicas.

[image lightbox=»1″ caption=»Lockout Talks»]https://lockoutmag.com/wp-content/uploads/2021/06/TEATRO3.jpeg[/image]
¿EL STREAMING BENEFICIÓ AL SECTOR DURANTE LA PANDEMIA O LO PERJUDICÓ POR NO TENER AL PÚBLICO EN DIRECTO?

Para Mónica fue una “marcianada”, aunque solo tuvo una sola experiencia, fue una cosa rarísima, en esa función había gente conectada desde sitios recónditos  “La parte mágica del teatro es la liturgia que se produce entre el público y el actor”. Confirma que si se pierde algo, y no se refiere a la parte económica, porque considera que la gente que consume teatro seguirá yendo a las salas.

Manuel cree que es una ventaja que las personas puedan acceder a una sala por via streaming y que más allá  de la pandemia se sostendrá para la gente que no pueda ir por cualquier circunstancia a una presentación,  pero comparte criterio con su compañera, al decir que es una liturgia, un acto social, “como público te gusta recibir en ese momento y ofrecer el aplauso si te ha gustado la función”.

La plataforma fue una opción en un momento muy duro por la desesperación de hacer cosas, pero cuando vuelvan  a ser “seres sociales normales” el hecho de ir físicamente al teatro, de cortar la entrada, de buscar el asiento, de sentarte y esperar, forman parte de esa mencionada liturgia.

Juanjo confiesa haber visto obras de teatro por streaming pero se pierde mucho porque se distrae con facilidad, al estar en la propia sala de teatro conectas con el actor y viceversa. El teatro no se puede perder, ya es “suficiente con ver las películas y series mediante el móvil”.

“Lo que se genera yendo al teatro, la sensación de estar ahí, de verlo en vivo eso no te lo quita nadie y no se compara con el streaming”, apuntó Paula, añadiendo que ellos como compañía también tuvieron que reinventarse de alguna manera, a pesar que estuvieron reacios a realizar espectáculos vía online. Al atreverse se llevaron la sorpresa al ver conectadas alrededor de 7.000.000 personas desde todas partes del mundo.

Otro de los beneficios han sido las clases y eventos en línea que ofrecen, incluso para multinacionales, desde España a China o Chicago, entre otros. Eso era impensable, el streaming los conectó con un montón de gente y seguro llegó para quedarse.

“COMO ACTRIZ NECESITO LA ENERGÍA DE ESE PÚBLICO QUE FUE A VERME”

Aunque muchos de los compañeros vean clara la convivencia entre el público digital y el público en vivo, Alba señala que al estar vacías las salas se pierde mucha magia y se extrañan las vibraciones del público, ellos le trasmiten la energía, en ocasiones, de por donde tiene que tirar; por streming se pueden hacer muchas cosas y se puede llegar a otros lugares. La realización de las obras en un teatro, será siempre lo principal e ideal.

“QUE LA PUERTA QUE PRIMERO SE ABRA, NO SEA LA DEL STREAMING, QUE SEAN LAS PUERTAS DEL TEATRO”

Manuel aprovecha de aclarar que el que elija las plataformas debe estar consciente de lo que elige, porque no tendrá la misma sensación, será como ver el partido de un juego por la tele.

Si conviven los dos formatos, le hace un llamado a las personas que nunca han asistido  al teatro, pidiéndoles que su primera vez no sea por streaming, que viva primero la experiencia en una sala y si se enamora de eso que siente que posteriormente elija y tenga en cuenta esa necesidad de volver al lugar.

“LA GENTE PREFIERE IR AL TEATRO SI O SI”

Paula y todos los ponentes están seguros que el sentimiento general es asistir a las salas, entre risas,  no se imaginan a  la gente quedando en casa para ver alguna obra. Sin dudarlo, es muy enfática al decir que la plataforma en streaming dependerá de la producción que se realice.

Una cámara fija, que trasmita a través de un live el show, no tiene mayor atractivo, por el contrario en el Cirque du Soleil hay por lo menos 50 cámaras, con las que graban todo para luego pasarlas a un proceso de edición, creando un producto totalmente diferente.

Por su parte, Manuel destaca que el streaming es una manera de acercar contenido, porque puedes acceder, por ejemplo, a un espectáculo en Berlín al que no puedes asistir, y ese acceso es de gran provecho tanto para el público como para los profesionales permitiéndoles ver las tendencias y corrientes mundiales en otras ciudades.

La palabra live produce cierto morbo por estar sucediendo en ese momento. Manuel recuerda haber visto un streaming en directo, con un plano general pero con tres cámaras fijas, todo eso implica una mayor inversión para acceder a un equipo de realización que vaya pinchando los planos. Si funciona y evoluciona, puede tener su lugar como un directo televisivo.

EL TEATRO SE HA TENIDO QUE REINVENTAR EN SU MANERA DE LLEGAR AL PÚBLICO Y EN SU MANERA DE EXPRESIÓN

Paula admite que en “Jamming” y en lo individual se han tenido que reinventar de múltiples maneras con el teatro y  el streaming, por ejemplo, en la Compañía, interactúan con la gente y eso quedó prohibido; en el teatro cada personaje salía a despedirse de todo el público, eso se acabó, ahora se hace desde el escenario.

Por otra parte adaptaron los shows trasmitidos por «Zoom», en la que hicieron participes al público de manera digital, abriendo salas de chats y cámaras simultaneas para que ambos, actores y público, se pudieran ver. Les tocó aprender sobre la marcha y descubrieron un montón de cosas que se pueden hacer.

Juanjo nos cuenta que en su compañía de teatro, durante la pandemia, no pudieron hacer nada, pero tenían que resolver que hacían con la obra prevista; cuando volvieron al teatro tuvieron que crear una obra diferente cancelando la anterior, los personajes salieron de uno en uno porque no podían tener contacto entre si cuando en el teatro es todo lo contrario.

Mónica también quiso compartir su experiencia, la profesión en general se reinventó y se dio cuenta de otras posibilidades que nunca hubieran surgido de no haber pasado por lo que se pasó.

En su caso le llegó un guion, de mil que estaban llegando en ese momento porque todos se reactivaron por las redes, el cual se terminó trasmitiendo por  Televisión Española, TVE, durante la pandemia. Fue la primera serie en abierto en una tele pública, se grabó con un teléfono móvil y desde casa.

Los guiones llegaban un día, al día siguiente se grababa, posteriormente se editaba y a los tres días se emitían, ¿la temática? Lo que se vivía en el momento, el problema del papel higiénico, por ejemplo. Sin duda, la profesión tuvo que incrementar nuevas vías.

“LA RESILIENCIA DE NUESTRA PROFESIÓN SIEMPRE ESTÁ PRESENTE, PERO CADA VEZ NOS LO PONEN MÁS DIFÍCIL”

Manuel afirma que el teatro, incluyendo las artes escénicas, es una profesión que se reinventa constantemente. En su caso lo único que tuvo que afrontar, después de la salida del confinamiento,  fue la normativa de seguridad e higiene en la desescalada.

En los ensayos se añadió todo el protocolo con geles, desinfección de ropa y calzados, las pruebas de Covid-19, sobre todo en un principio, con estas medidas se buscaba generar la seguridad y responsabilidad requerida. “Desde la casa al ensayo y del ensayo a la casa, para no liarla».

Aunque es muy difícil mantener esos protocolos y medidas, en especial porque hay muchos actores y actrices que trabajan en diferentes rodajes y producciones, Mónica nos relata que pasaron varias crisis y estuvieron a punto de suspender durante toda la gira, “por suerte y magia” no llegaron a ese punto.

Cree que es un poco lotería, salir o no contagiados, «hay que convivir con eso para añadirle drama a la cosa».

«DE AQUÍ A UN AÑO, LA GENTE VOLVERÁ A SUS COSTUMBRES, NO CREO QUE A PARTIR DE ESTO LAS COSAS CAMBIEN»

Manuel declaró ser un negacionista con respecto al tema del cambio por la pandemia, está seguro que volveremos a donde estábamos, no cree que a partir de esto las cosas cambien, “de aquí a un año, cuando a la gente se le haya pasado un poco, las personas volverán a sus costumbres, a sus horarios y tradiciones».

Espera y aspira que el teatro y las salas estén incluido en las habitualidades y vuelvan “al lugar donde estaban y si no es el lugar donde estaban que sea un lugar mejor” para atrás no.

Tampoco cree que haya marcadas modificaciones en lo que es el teatro, los ensayos, presentaciones y giras, lo que si se queda es la protección con las mascarillas, “ahora miras con otros ojos cuando tocas el pomo de los baños del teatro” eso ya va con cada uno.

Madrid es un poco ciudad sin ley, asegura Paula. En el momento en que se pudo ir al teatro, con el 75% de asistencia, de repente todo el mundo estaba en la calle, con un asiento entre medias. La gente tiene ganas de todo, volveremos a los de antes.

Mónica coincide con Paula y apunta que una de las cosas que más ha notado cuando empezaron la gira en plena restricción es que, según la provincia habían más o menos restricciones, pero Madrid ha sido como un oasis, pero por otro lado al ver la comunidad toda empapelada con «carteles de conciertos” le generó muchísima ilusión, eso marca un antes y un después.

El teatro no paró brutalmente del todo, pero los conciertos vivieron el desierto absoluto, poder consumir música de nuevo en directo es muy significativo. De no haber nada a pasar a tener a diario conciertos y obras de teatro, ver que todas las semanas hay eventos, emociona y es asombroso.

Para Juanjo el teatro volverá hacer lo que era el teatro, ya que la situación no se quedara tal y como la conocimos, ha significado un parón y por eso el teatro se adoptó a esa modalidad , pero volveremos a tener una vida como la teníamos antes, si eso hubiera permanecido el teatro si hubiera evolucionado de otra manera.

EL TEATRO ES CATARSIS Y EL PÚBLICO QUIZÁS NECESITE PEGARSE ESE VIAJE

A Manuel no le parece extraño que lleguen los musicales del Covid-19, las historias del coronavirus en pandemia. Posiblemente las temáticas en cuanto a lo vivido cambien y lleguen contenidos nuevos referentes al fenómeno mundial que se vivió.

Aunque a Paula le genere pereza por todo lo que ha tenido que leer, no descarta la posibilidad que esto ocurra por y para el público.

Según el punto de vista de Alba, hay actividades que evolucionen por el aprovechamiento que le han podido sacar como en las actividades de mesa: el repaso de guion, hablar con el director. Tener una pantalla facilita el proceso cuando una actriz se encuentra en un extremo distinto al de la otra. Eso podría mantenerse en el futuro pero no aplicable en los castings. Para el actor un casting mediante vía online significa un horror, enfatizaba Manuel.

[image lightbox=»1″ caption=»Lockout Media»]https://lockoutmag.com/wp-content/uploads/2021/06/TEATRO2.jpeg[/image]
¿SE SINTIERON AYUDADOS POR PARTE DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS?

“Ojala la pandemia hubiese sido la excepción, pero es así siempre porque es la dinámica del país”, Regueiro siente que van detrás de Portugal y de todos los países europeos.

Tanto de izquierdas, derechas y centro lo hacen muy mal, considera que no hay por dónde cogerlos  muy a su pesar, Pueden dar ayudas siendo autónomos pero no conoce de ellas a nivel del sector cultural, como tal.

Maestro  supone que las empresas pudieron tener ayudas como empresas o como autónomos, incluso independientemente de la pandemia, y matizó que aparte de actores les toca ser gestores de su economía, por lo que le toca planificar, según los bolos, sus vacaciones, su vida. “Cuando se corta algo así, tu orden se desbarata”.

Algo por lo que reconoce que si pelearía en las calles salvajemente, sería por las prestaciones y para evitar el caos al momento de pedirlas bajo el régimen de artista, confiesa que ese proceso es tortuoso y burocrático. “¿No hay un botón que contabilice y no tengamos que pasar por ese calvario?”

“EN ESTE PAÍS LA CULTURA ESTÁ INFRAVALORADA”

Aguilera comparte criterio con Mónica, se siente de la misma manera antes de la pandemia, desde pequeño hace música y siempre se ha sentido excluido y sin apoyos gubernamentales, y enfatiza al decir que la cultura no se valora como debería hacer.

En la Comunidad Valenciana, Maestro señala que existen ayudas directas para actores y actrices, solo debes justificar las altas en régimen de artista, aunque no conoce a nadie que la solicitara y la consiguiera “igual es una ayuda fantasma”.

En “Jamming”, al ser una empresa si recibieron ayudas para sus empleados teniéndolos en ERTE. Galimberti escuchando a Manuel nos confiesa que vive entre Madrid y Berlín y que su chico es músico y actor, con el problema de la pandemia, el novio entró en el ordenador, se percató de unas ayudas para los actores y cultura, llenó los datos y 6.000.000 mil euros tenía depositados en la cuenta al día siguiente.

“En España te dice que la página no funciona” añadía Juanjo.

De los alemanes te lo puedes esperar, admite Mónica, pero “Portugal invirtió 5 veces más en el sector cultural que España, y a veces los miramos por encima del hombro” Con cierta indignación sentencia que no hace falta irse a Francia, Bélgica, Alemania ni países nórdicos, cree que no existe ningún tipo de interés ni propuesta para cambiar las cosas.

“No se puede ser más inepto, no por lo que hacía sino por lo que decía” en referencia al Ministerio de Cultura.

“ES SÚPER COMÚN ESCUCHAR QUE EL CINE ESPAÑOL ES MALÍSIMO”

Monica admite que es muy difícil hacer cine en España, ya no solo rodar, es una cuestión de estadística. Si se hace una comparación con respecto a los Estados Unidos se deduce que tiene el mayor número porque es una industria que invierte, y es una industria que genera muchísima riqueza, pasando por el apoyo de las instituciones públicas, a parte de la educación y la generación de público joven.

Si no hay apoyo institucional es absolutamente imposible,”la cultura no es un sector subvencionado», eso es mentira, los jóvenes, mientras no se invierta, seguirán pensando que no vale la pena ver y consumir, cine, teatro, producción española.

Manuel estima que el problema radica en que se ha politizado la ayuda a la cultura, existe un partido que ayuda más o un partido que ayuda menos y también existe la mala imagen de que los actores y actrices viven de las ayudas, “vividores que van al estado piden, les dan  y se luego van a la casa en Miami”.

NECESARIO GENERAR MÁS AMOR POR LA CULTURA Y EL TALENTO PROPIO

Hay mucha gente dentro de las instituciones que generan sentimientos e ideas negativas con sus posicionamientos políticos. Lo que falta es que desde la `política o desde el ministerio, lo lleve quien lo lleve, genere el amor, por los artistas, el cine y cultura española, igual que el orgullo a La Roja.

Muchas veces se consumen malas producciones americanas, pero nadie se plantea la nacionalidad en ese caso, en cambio con lo que se hace en España, si sucede. Es un problema cultural o educacional de no amar eso que nace en tu lugar sin sentido patrio.

“La cultura es un bien nacional protegido por el estado desde las salas de exhibición. Si en una sala tienes cinco opciones y tres son francesas es altamente probable que acabes viendo una peli francesa”. En España no pasa porque no se sustenta el tejido empresarial.

“ES QUE AHORA EL CINE ESPAÑOL ESTÁ COGIENDO CATEGORÍA, HACE MUY BUENAS PELIS EN NETFLIX”

Alba comparte una reflexión que hizo con unos amigos que no pertenecen al mundo de la cultura, y es referente a que en ocasiones, la perspectiva sobre la cultura española en algunos casos está cambiando y eso es porque hay una inversión económica ahí.

Con dinero tienes mucha más banda ancha para crear, para hacer unas y otras cosas. Sino le dan la oportunidad a lo que se hace en casa, es imposible crear cultura para que se invierta en nuestra cultura.

Paula está de acuerdo con todo lo planteado pero también hace una autocrítica y  autoevaluación. La manera que tienen los americanos y alemanes de vender sus productos, lo suyo, sus cosas es muy diferente a la española, le educación influye,

Una chica américa lo vende hasta el final, resaltando que posee todo lo mejor, su manera de hacerlo cautiva la inversión, por el contrario los españoles llegan más sumisos, “también tendríamos que aprender un poco a decir y vender las cosas de la mejor manera y con la misma fuerza”.

“YA QUE HACES ALGO Llévalo HASTA EL FINAL, MIENTRAS MÁS TE CREAS, MÁS LEJOS PUEDES LLEGAR”

Las artes escénicas españolas tienen avales suficientes para ir con la cabeza muy alta. El Ministro solo por el boom de la «Casa De Papel» debería estar todo el día exhibiendo lo que ahí se hace. Eso genera puestos de trabajo, HBO ya tiene cede en España, Netflix producirá mucho más de lo que produjo el año pasado.

“Hay que mirarse al ombligo para ver que están haciendo no es normal que ninguno sea profeta en su tierra”.

¿BENEFICIARÍA COLOCAR EN EL PUESTO INDICADO A ALGUIEN DEDICADO A LA CULTURA QUE NO SEA TAN POLÍTICO?

Mónica asegura que como mínimo  se hace necesario un poco más de empatía, conocer un poco las inquietudes del sector al que representas, dirigirte con un mínimo de respeto. Y no un señor que desprecia el sector y que no tiene ni idea de lo que va.

Paula, por su parte sabe que hay que tener un conocimiento increíble de la política para dedicarse a la política en el país, pero por lo menos el conocimiento se agradecería, un actor, productor director, seguro tendría más preparación.

“Lucharía más por lo que le gusta por lo que quiere” indicaba Juanjo. Manuel  no considera lógico que no se luche por el cargo que te dieron, no logra captar como aceptan una cartera que no defienden a capa y espada. Alba concretó diciendo: “ya que lo coges hazlo con todo con toda la energía y pasión porque para estar ahí sin hacer mejor vete”.

Proyectos

Juanjo Aguilera está en dos obras de teatro, de momento no saben lo que van hacer porque las salas están al 35% y 40% de su capacidad, no merece la pena estrenar una obra para que no pueda venir la gente y que solo vayan los familiares más directos. A parte tiene dos cortometrajes que tiene en cine y uno que comenzará a dirigir próximamente.

Para Paula Galimberti su proyecto es irse de vacaciones, sigue con el “Jamming” viernes y sábados hasta el 10 de julio, luego algunos bolos en algunos festivales y vuelven el 24 de septiembre a Madrid con todo, luego cosas que están medio abiertas.

En lo personal está en una serie que se está emitiendo en Factoría De Ficción, posiblemnte realicen una segunda temporada,  también tiene el proyecto en Berlín, haciendo cine improvisado berlinese,s estrenado la segunda temporada y viendo a ver si lo pueden girar con actores de todo el mundo. Con el “Jamming” a tope, encantados y agradecidos con el 75% de la capacidad y que se llene siempre.

Alba Maquieira seguirá el consejo de paula de venderlo todo muy bien. Se planteó, después de la pandemia, con una amiga a producir una obra de teatro, el Centro Cultural  les dio las salas de ensayo de lunes a sábado cuatro días, con lo que es un dinero que no tienen que gastar, solo les falta grabar la obra para enviarla a festivales. Se agarra mucho a las esperanzas que hay, eso le llena mucho el corazón y esta muy ilusionada.

Mónica Regueiro también está esperando lleguen las vacaciones porque paran la gira el 19 de julio, tiene dos cositas en verano y retoman en septiembre, en el canal continúan hasta abril por lo que está muy contenta con el equipo en general, aparte, tiene proyectos con la productora y otra coproducción en diciembre y después con cosas audiovisuales intentando levantar pelis y series

Para finalizar, Manuel Maestro los proyectos más inminentes que tiene, aparte de retomar el «Estás Ahí», estrenada el otoño pasado, tiene dos proyectos de escritura y una dirección, como actor la obra en la que está y una que viene pero de la cual prefiere no adelantar nada aún.

Ahora mismo está con todo el recorrido en plena gira de festivales promocionando la peli que esta en «Filmin», «Cosas Que Hacer Antes De Morir», la semana pasada en Alicante con cuatro grandes premios, este fin a Cataluña, espera que el final de semestre sea a lo grande, con un poco de vacaciones sabiendo que después hay faena. Espera y desea que la nueva temporada para todos fluya con todos los proyectos que lleguen.

[image lightbox=»1″ caption=»Lockout Media»]https://lockoutmag.com/wp-content/uploads/2021/06/TEATRO4.jpeg[/image]

Voltier: “Quien condene al  teatro es un enemigo de su país”.

¡Qué placer, muchísimas gracias!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba