Sexología

La sexualidad en tiempos de pandemia

El siglo XXIII  a presentado varios cambios con el transcurso de los años y junto a él, las formas de expresarnos y comunicarnos han variado, es así como el mundo digital se ha posicionado en el mercado y junto a ello, el sexo y los placeres carnales son más notorios en las diferentes plataformas. 

Con la llegada del COVID-19;  las personas han mostrado una revolución positiva orientada a la tecnología. Enfocando la atención a las pantallas de los móviles, tablet o laptops. Todo esto como una forma de distracción hacia el alejamiento total  que se a vivido y sigue viviendo muchos países.  Con el fin de evitar el contagio y la proliferación del virus. 

Es por ello que aplicaciones cómo Instagram, Twitter, Tinder u otros siguen aumentando notoriamente la cantidad de suscriptores, no solo por el hecho de pertenecer a una comunidad digital, sino más allá, para satisfacer el morbo, fetiches y fantasías. 

Fotografía: Mirielis Alvarenga miyi17

Tal es el caso del TikTok que a través de su plataforma dónde se puede observan videos de humor, retos, tutoriales y más, análogamente muestra la sensualidad y el erotismo por parte de muchos usuarios, presentados en los bailes lujuriosos y candentes que se realizan. De igual forma las páginas web pornográficas siguen estando  presente en esta nueva era digital. 

El coronavirus sin duda alguna nos mantiene alejados de muchas personas. Pero aún así las comunicaciones siguen más activas y ardientes que en otros tiempos. Es por eso que el Sexting, conocido como el envío de mensajes eróticos o de llamadas calientes, es una de las práctica sexuales en crecimiento por parte de jóvenes y adultos. No solo por el hecho de fantasear con la persona que deseas, sino también como un medio de protección logrando evitar el contacto estrecho con otros seres. 

Es por eso que este acto libidinoso contiene grandes puntos positivos para quienes lo practican, más aún si va acompañado con la masturbación, puesto que deja morbosear a los participantes en su máxima expresión creativa sin ningún tipo de tabúes o prejuicios. Aunado a ello hace que las personas descubran zonas de auto-placer con mayor sensación. En el caso de las mujeres el pecho, clítoris, vientre, entre otros. Como también en los hombre ya sea en el glande, testiculos y más partes del cuerpo.

Fuente: Homosensual

Es importante indicar que la economía también se ha visto involucrada en estos tiempos de pandemia; gracias a la venta de contenido sexual para adultos, en páginas como lo son el OnlyFans, Cam4, entre otras.  Entregando espacios laborales para quienes deseen dedicarse al arte de la pornografía. Cumpliendo fantasías desde fisting, juguetes, lencería, sadomasoquismo y demás actos carnales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba