Nueva temporada

El 30 de Agosto descubre la nueva temporada de Lockout Media

FOLLOW US ON SOCIAL

Publicado el

15
diciembre
2020

No saber vivir

Euphoria: capítulo especial. Todo el mundo piensa: purpurina, sexo, bicis. Y resulta que no. Con valentía, creatividad y un guión magistral crean lo que en mi opinión es una obra maestra, casi mejor que los 8 capítulos que la preceden.

(Esto de empezar con una referencia audiovisual quizás se ha convertido en una tradición). He tenido exámenes y no he podido escribir, eso no debería ser una excusa, pero bueno yo lo comento por si así se os es más fácil perdonarme por no haber escrito. Aquí estoy.

Vuelvo a HBO. Sam Levinson es el director y el guionista de este episodio de 50 minutos que te deja cansada, y con el corazón perdido, o justo al revés. La emocionante actuación de Zendaya, y de su compañero de escena Colman Domingo se complementan con un diálogo redondo y magnífico. Creo que esta conversación la podría escuchar, ver, o incluso leer cualquier espectador sin tener nada que ver directamente con la serie y los personajes. Se entiende perfectamente de lo que están hablando: de la vida y de la muerte. Como siempre, como todos. No hablamos de otra cosa nunca. Se dicen o más bien se proponen y se cuestionan tantos temas de nuestro día a día y de la sociedad actual que casi no puedes digerir bien las palabras.

Hay algo que resuena mucho en mi cabeza desde hace tiempo, algo que me decía y me dice mi madre y algo que dice Ali, el inteligente y sabio acompañante ex-drogadicto de una joven adicta. Hay gente que no sabe vivir. No sabe vivir. Qué amplio, qué ambiguo. No tanto. No saber vivir es no saber cómo narices (lo siento, no sé de qué otra manera expresarlo con contundencia) levantarte todos los días. No saber qué ponerte, no saber a quién querer, no saber qué hacer, qué estudiar, en qué trabajar, a dónde ir, qué comer, qué pensar. No saber. Perderte en toda esa gama de posibilidades, caminos, lugares y lo más importante sin sentidos y misterios que te ofrece la vida. Saber qué quieres es tan difícil que la mayoría de nosotros no lo sabremos nunca y casi habremos hecho lo que por pura suerte o coincidencia nos ha tocado hacer, o lo que teníamos más cerca. Y saber cómo afrontar, cómo arrostrar, lo absurdo de la vida… eso es casi imposible, por eso nace Dios, por eso nacen las drogas, como vía escapatoria de la irrazonable realidad.

Ali dice (o parecido): actuas como si te la sudara todo, pero te la suda todo tan poco que te drogas para poder soportar lo que te importa, lo que te duele y lo que significa todo para ti.

No sabes vivir. ¿Alguien sabe?

UsuarioComentario

Valiosas ideas de los Usuarios
0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *