Salud

Por qué es importante hablar de salud mental como lo hizo Simone Biles

Todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos sido Simone Biles. Hemos llegado a un punto de quiebra donde sentimos que debemos parar. Aunque, lo que tal vez nos falta a muchos, es la misma valentía de la atleta de 24 años de edad para reconocer, aceptar y afrontar dichas situaciones. Esto es debido, según Loredana Hernández, psicóloga clínica, al estigma que aún late en la población en relación con la salud mental. Sin embargo, según su opinión “el contexto actual del Covid-19 ha cambiado las cosas, porque tanto nuestra salud física como psicológica se ha visto amenazada, por tanto hoy le damos prioridad al bienestar emocional”.

El caso de Biles es un claro ejemplo de que los seres humanos somos un todo: cuerpo, mente y espíritu, y cuando una de esas dimensiones comienza a fallar, “se pueden ver afectadas las demás, o tal vez no. O una en mayor proporción que las otras. Por ejemplo, si una persona es diagnosticada con depresión, su ámbito físico, social y espiritual puede que también se vean perjudicados”, explica Hernández. Por eso, recalca la importancia de prevenir las enfermedades y potenciar nuestra salud que hoy día es tan preciada.

Hernández nos recuerda también que todas las personas estamos expuestas a problemas psicosociales. Por ejemplo, la pérdida de un familiar, o un accidente. “Son situaciones comunes, cotidianas, que nos pueden inhabilitar, y en consecuencia experimentar crisis emocionales, por lo que debamos necesitar un tiempo para sanar”, aunque añade que esto no indica “el desarrollo de un trastorno psicológico o del comportamiento”.

Acto de valentía

“Lo más importante de todo esto es reconocer cuándo estamos bien, y cuándo no. Y eso fue algo que hizo esta atleta olímpica. Sin discusión, fue un acto de valentía que rompió paradigmas y estereotipos con cosas que muchas personas, de seguro, están viviendo, aunque no dicen nada por temor a fallar, a la frustración, a ser juzgado, a ser señalados”, expresa la psicóloga.

Los demonios: deja que se vayan

Los “demonios” que habitan en la mente de Biles, tal y como ella confesó durante la rueda de prensa tras su retiro de la final individual, pueden ser “pensamientos recurrentes, automáticos, que afectan a la emocionalidad y a la conducta, en cómo vemos las cosas y cómo actuamos en consecuencia”, explica Hernández y agrega que estos “pueden ser un gran aliado, porque nos pueden advertir de que algo no está funcionando bien y que debemos prestarle atención. Siéntate con ellos, conversa y ábrele las puertas también para que se vayan”.
Pausas

Es importante hacerlas. No solo por encima de cualquier medalla, sino de cualquier cosa que afecte nuestra salud. “Las pausas son necesarias para descansar, pensar y seguir adelante. Estar en un estado de plenitud con uno mismo puede llevar a cambiar el esquema mental que teníamos al principio, y esto nos generará más confianza en nosotros mismo y satisfacción a los logros. Desaparecer por un tiempo es necesario para reencontrarse con uno mismo”, finaliza la psicóloga clínica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba