CulturaLa playlist de JavierMúsica

Sour: Un Gran Comienzo para la Carrera de Olivia Rodrigo

0

Sin lugar a duda, Olivia Rodrigo ha sido una de las mayores revelaciones del año, pasando de protagonizar “High School Musical: The Musical, The Series” a lanzar “Drivers License”, la canción más escuchada de lo que va de año. Poco más tarde, sacó “Deja Vu” que en poco tiempo se situó entre las canciones más escuchadas del momento, puesto que compartió durante varias semanas con su anterior sencillo.

Pues bien, después de mucha expectación y espera, el pasado viernes 21 de mayo vio la luz “Sour” el álbum debut de la joven cantante.

Un usuario de twitter decía: “Sour es la combinación perfecta entre Abril Lavigne, Billie Eillish y Taylor Swift”, y no le falta razón. Este disco tiene tres caras: baladas pop, temas de pop-rock alternativo, y un toque punk.

Se nota que donde más cómoda se siente Rodrigo es en el campo de las baladas, como demostró con “Drivers License” y ha terminado de constatar en este trabajo con canciones como “Traitor”, “Enough For You” o “Happier”. De hecho, todas sus canciones (por muchos solos de cuerda psicodélicos que se añadan) están tintadas de una ambientación romántica y perfectamente podrían ser interpretadas como baladas. Y se nota mucho la influencia de Taylor Swift (por quien ha declarado numerosas veces su admiración) y otros artistas similares.

Sin embargo, esto no le ha cohibido de arriesgar y experimentar con sonidos distintos, cosa poco habitual en los primeros trabajos de artistas pero que se agradece. Si bien ella tiene un sonido muy definido, se ha atrevido con estilos distintos con bastante buenos resultados.

De esta forma, encontramos temas punk, que van desde el pop-punk que recuerda a Abril Lavigne en canciones como “Good 4 u”, hasta temas con menos pop y mucho más punk como “Brutal”, en el que evoca el sonido de cantantes míticas como Patti Smith.

Y por supuesto, también encontramos canciones más divertidas, tocadas en clave de pop-rock alternativo, como anticipó con “Deja Vu”. En esta línea, nos presenta “Jealousy, Jealousy”, con una estética que evoca bandas como “Queens of the Stoneage”, “Jet” o “Cage the Elephant”.

De todas formas, el álbum consigue tener mucha consistencia como proyecto unitario, pese a la combinación de estilos, con un sonido muy característico. Esto lo consiguen, en mi opinión, de dos formas: mediante la producción (atrevida, experimental y muy divertida, pero a la vez muy pulcra) y la voz de Olivia Rodrigo, que canta siempre con un estilo vocal muy indie, sensible y cargado de emoción, en el que parece estar bajo riesgo de romper a llorar en cualquier motivo, lo que confiere una gran carga emocional a sus canciones.

Sin duda, se trata de un gran disco debut, que anticipa una carrera muy prolífica e interesante para la joven cantante. Por mi parte, estoy deseando descubrir las sorpresas que nos presentará Olivia Rodrigo, y ver como crece y forma su sonido.

¡Bravo, Blas! Gracias por representar a España con tanta sensibilidad y emoción

Previous article

#Sonar, la nueva propuesta de Eva B: “El aire aquí ya no se siente”

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular Posts

Login/Sign up