FOLLOW US ON SOCIAL

Publicado el

17
junio
2021

Una carta para un desconocido

Qué le dirías a una persona que ha viajado entre universos, luchado contra monstruos, pesadillas y ceños fruncidos. ¿Renunciarías a todo lo que hubieses logrado por empezar de cero? En este mundo de fantasía, dioses, hadas, gigantes, ángeles y cientos de criaturas escapadas a tu comprensión tienen la respuesta. No harías nada. Porque eres el Mensajero de la Luz Violeta. Eres el hijo de las Perseidas, el nieto de las Tríades, el Portador de la Magia Divina, el Heraldo de la Salvación y de la Perdición. Eres la esencia que viaja entre los universos, un mensajero y un profeta.

Tu predecesor depositó la valentía y los artilugios en ti para que salvaras a la gente de la destrucción del Gran Ojo. Su universo cayó en las manos del caos y la muerte y viajó a través de los astros primigenios hasta encontrarte y asignarte la tarea sobre donde tu destino está escrito.

Provienes del Séptimo Universo, de la Tierra, exactamente. Eres el hijo escondido de la diosa Hera, la que custodia el rayo. Fuiste traído a nuestro universo, el cuarto. Tu poder es impensable, rivaliza con el del mismísimo dios Cael o Roxa. Eres la estrella que más reluce, pero por eso mismo tus poderes fueron sellados, tu alma fue transportada a otro cuerpo y renaciste como Aktión.

¿Qué de dónde son tus poderes? Bueno, es la magia del Primer Universo, el primogénito. Una magia que desafía las leyes mágicas de los demás universos y con la que nadie puede rivalizar. La llaman “Isabela”. Nombrada así por la princesa que logró dominarla. Tú la tienes corriendo por tus venas, pero dormitando para no levantar sospechas mientras entrenas y te haces más fuerte. No puedes dominarla si no eres lo suficientemente poderoso, de lo contrario te consumiría y desataría una gran explosión. Hay muchas otras preguntas que no te puedo responder por falta de información.

Solo sé que llegaste con un arsenal de armas forjadas en el Séptimo Universo y que son muy poderosas. Parece ser que tu madre las colocó contigo para que te ayudasen. Son un arco, un brazalete con cinco gemas incrustadas, un anillo, un collar y un disco solar entre otros. Hay varios más, pero desconozco cómo puedo llamarlos.

Foto de Karolina Grabowska en Pexels

UsuarioComentario

Valiosas ideas de los Usuarios
0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *