Reseña: El bestiario de Axlin, de Laura Gallego.

Una historia que hace el deleite de los amantes de la autora y de los amantes de la buena fantasía

Laura Gallego nos muestra una vez lo grande que es y lo capaz que es de hacernos vibrar con una historia desde el primer momento queriendo más y más.

Desde que tiene uso de razón, Axlin vive en su aldea, protegiéndose día y noche de los monstruos que rondan poniendo en peligro sus vidas. Para Axlin, la vida que se le presenta no es lo que desea, puesto que ¿quién quiere vivir en un lugar donde no sabes si a otra mañana despertarás, o donde todo día tras día parece ser lo mismo?

Axlin siempre ha sido una chica curiosa. Cuando aprende el oficio de escriba, toma la firme decisión de salir de su aldea y marchar a otras aldeas antes de ir a la Ciudadela, con tal de recopilar información de los diferentes monstruos que azotan otras aldeas y así poder completar su bestiario, el mayor bestiario conocido y con el que poder dar información sobre cómo matar a los monstruos

Sin embargo, su camino no será ni mucho menos fácil, viéndose expuesta a una muerte constante más que en su aldea. Pero no dispuesta a rendirse, seguirá su camino llevándole no solo a conocer datos totalmente desconocidos y sorprendes, sino también a una persona que le mostrará otra realidad.

Reseña:

Lo primero que nos encontramos en esta historia es su portada, una portada muy distinta a lo que solemos estar acostumbrados en los libros de la autora por ser tan minimalista. Una portada oscura, con tonos verdes en la que al fondo podemos ver a Axlin con sus libros y ballestas, rodeada de oscuridad, ramas y hojas y libros en dorado que vuelan hacia el espectador recogiendo así el título de la saga. 

Sin duda, es una portada que refleja muy bien lo que nos vamos a encontrar en su interior: un mundo misterioso, plagado de vil monstruos que atacan a la humanidad sin piedad y en que no sabes cuándo te puede tocar a ti ser el siguiente.

En las guardas del libro podemos ver un mapa del mundo en el que nos moveremos en tonos sepia.

«El bestiario de Axlin» cuenta con treinta y siete capítulos más un epílogo, quedando atrás las historias en las que el número máximo de capítulos era catorce. Algunos de ellos no son capítulos muy extensos, lo que hace que sea una lectura fluida y leas más y más páginas sin darte cuenta, sobre todo con el in crescendo de la historia poniéndose más interesante por segundos. Y es que Laura Gallego tiene una gran habilidad para atrapar al lector, adentrarnos en su mundo y hacer difícil el regresar a la realidad.

La historia está narrada en tercera persona. Desde el principio, Axlin se nos presenta como la protagonista indiscutible de la historia. A su alrededor se van tejiendo las historias paralelas así como la entrada y salida de personajes principales hasta la llegada de Xein, que rivalizará con Axlin en el puesto de protagonista. 

No obstante, ambos tienen su papel bien marcado, y eso Laura sabe diferenciarlo a la perfección.

La forma de escribir de Laura Gallego en esta nueva historia, una vez más, es sublime. La autora tiene un don, como ya he dicho, y con frases cortas y palabras sencillas y cotidianas crea ambientes que te absorben desde la primera frase. 

A lo largo de toda la historia los diálogos así como párrafos descriptivos están en la misma igualdad, de forma que en ningún momento puedes sentir que la historia se te hace pesada. ¡Y ni mucho menos podría serlo teniendo en cuenta que no dejan de suceder cosas! No obstante, sí he decir que se nota que es un libro introductorio, preparándonos para las dos siguientes entregas.

Las descripciones son el todo en esta historia. Cada ambientación te transporta a la época, al mundo que la autora ha creado. No hay puntada sin hilo. Todo están perfectamente tejido y estudiado, desde los monstruos, hasta las aldeas, personajes, etc.

En cuanto a los personajes, todos y cada uno de ellos están construidos con majestuosidad. Axlin, sin duda, es un personaje al que se le coge cariño desde el primer momento. A pesar de no ser una persona fuerte físicamente hablando, tiene arrojo, determinación, sabe lo que quiere y no se va a amedrentar por unos monstruos. Es una luchadora nata y hará lo posible por conseguir lo que más anhela.
En cuanto a Xein, que conocemos cerca de la mitad final del libro, es otro personaje que llega para quedarse en nuestra mente y del que queremos saber más. Con unos capítulos de infarto, Xein se nos muestra misterioso, con mucho que mostrar. Es fuerte, es capaz de enfrentarse a los monstruos con una sola lanza y salir indemne y, lo mejor de todo, acabar con ellos.

Puntos fuertes:

La historia en sí me ha fascinado, y también los nombres de los monstruos. Si los analizas, son nombres compuestos de palabras comunes, pero estudiados al milímetro: Sorbesesos, Dedoslargos, Nudosos… Y es que pueden ser monstruos ideados por niños, los monstruos que todos tenemos en la infancia y que Laura Gallego los transforma, los lleva a su terreno e ideado ese mundo plagado de miedos donde el valor es el que puede vencer.

Puntos negativos:

Es original que todos los nombres de la historia tengan una «X», pero cuando aparecen tantos personajes como al principio de la historia, la verdad que me resultó un tanto lioso y confuso saber quién era quién.

Valoración:

5/5

«El bestiario de Axlin» de Laura Gallego es una historia que hace el deleite de los amantes de la autora y de los amantes de la buena fantasía. Una historia en la que el miedo y el coraje se encuentran poniendo al espectador en vilo. Una historia plagada de monstruos más que originales, abriéndonos la puerta a una trilogía muy muy prometedora.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Top 3 Stories

Más artículos
NUEVA OPORTUNIDAD PARA JAMES RODRÍGUEZ